Ir al contenido principal

Jeringuilla hipodérmica desechable



Jeringuilla hipodérmica desechable
La jeringuilla hipodérmica desechabfue un le nvento del riojano Manuel Jalón, quien intentando perfeccionar la jeringuilla hipodérmica, aprovechó que el plástico estaba en creciente uso y creó la jeringuilla desechable. Tiene aristas redondeadas y es de fácil destrucción. 
 
Desde 1975, bajo la dirección de Manuel Jalón se pone en funcionamiento la fábrica de jeringuillas y de agujas desechables Fabersanitas, en Fraga. Del invento español se ha fabricado y distribuido por todo el mundo miles de millones de jeringuillas.

Entradas populares de este blog

Escalera de tracción hipocrática para reducir fracturas ¡¡...¡¡

Las referencias a las lesiones en la médula espinal y a su tratamiento se remontan a la antigüedad, pero eran pocas las posibilidades de recuperación en una lesión tan devastadora.  La evidencia más antigua se encontró en un papiro egipcio, del año 1700 a.C., que describe dos lesiones de la médula espinal, caracterizadas por la fractura o dislocación de la vértebra del cuello y acompañadas de parálisis. Cada lesión fue descrita como “una dolencia que no debe ser tratada”.
Siglos más tarde, en Grecia, el tratamiento de la misma lesión de la médula espinal no había cambiado en esencia. Según Hipócrates (460-377 a.C.), no existían opciones de tratamiento, estas lesiones causaban parálisis y los pacientes estaban destinados a morir. Hipócrates utilizó formas rudimentarias de tracción para tratar fracturas de la columna que no desencadenaban en parálisis.  La escalera hipocrática era un dispositivo en el que el paciente era atado y amarrado de cabeza a unos escalones, siendo sacud…

El trabajo infantil en el siglo XIX

El trabajo infantil en el siglo XIX. Fundación Francisco Largo Caballero.
El lema "La letra con sangre entra" es llevado a la práctica, la imagen muestra a niños trabajando sentados sobre un taburete y sujetos por el cuello mediante una cuerda.

Las movilizaciones obreras dan como resultado que en 1873 se apruebe la Ley sobre Condiciones de Trabajo en las Fábricas, Talleres y Minas que prohíbe el trabajo a los menores de diez años, limita la jornada a cinco horas para los niños menores de trece años y las niñas menores de catorce, y obliga a los empresarios cuyos establecimientos estuvieran «a más de cuatro kilómetros de lugar poblado a crear escuelas cuyos gastos serán indemnizados por el Estado».

Teléfonos entre el siglo XIX y el XXI